4. LA DERROTA


"El hombre nace libre, pero vive siempre encadenado"

(Jean-Jaques Rosseau)



ni tan siquiera suena la alarma
no hay fuerzas para ello
cae
por el peso de cinco horas trabajadas
y ocho más por delante
seis días a la semana
cae
por la abuela en la residencia
refugiada en el silencio
cae
por la mirada apagada que se refleja
en el espejo del lavabo

se desploma en la taza del váter
coge un periódico y llora por el ojo del culo
los gestos fascistas del castillo europeo
las muertes por negligencia del empresario
la venta de armas y las tropas de pacificación
la directiva de la vergüenza
la quiebra de los bancos y cajas
la jornada laboral de 60 horas
y todas las montañas de mierda
en estado de disolución extrema
que suceden a cada momento
por fuera y por dentro

su propia mierda se la limpia
de la cara en la que le han salpicado unas gotas

de la otra mierda sabe
que va adherida a su sueldo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ahora juega tú...