28, SEÑALES INEFICIENTES 1: SI AL POSITIVISMO...



La realidá es mú hodía, que tós somo mú grotehco, diría...

Muchas afirmaciones están faltas del acento que las refuerce y acabe de hacerlas ciertas. El mundo está plagado de faltas. Las rodea un rojo alarmante rojo, destacando el estancamiento de las palabras en un momento, entrando en fase de peligro por desbordamiento. Si las cosas fueran de otra manera; pero no es así. No pudo con ellas ni el noble el salvador Ohm Vamal, revolucionario postmoderno de la cultura espectacular, con un spot de spoken word que declamaba a los cuatro vientos: “Yes, we can! ;D” (1)

A pesar de su origen indio, su espíritu sentía y se expresaba en inglés. Dibujó paisajes sin centros de concentración ni guerras, donde la sanidad y el comer eran posibles para todos. Un esperpento. 

Todos sabemos que el ideal en el plano físico proyecta belleza y seducción, comunión con las demás personas. Y  también sabemos que la realidad canta jondo por otro lado, donde, como dice uno parafraseando a otro, se dan palizas con palos. 

Pero algo nos empuja a todos a seguir viviendo, como cantaban los Monty Phyton, con la fe depositada sobre cualquier aspecto de la vida, a veces como si fuera una cagada de paloma, sí, es cierto; pero aunque se pose sobre un indicador de boca de riego para bomberos en el exterior de Palacio de Betlem, mientras suena Nusrat Fateh Ali Khan, cerquita de Lisboa,  a la que llegué con la que ahora es mi ex, no dejo de pensar que sí, de creer que todos somos personas y no animales. Nadie es extraño. Todos somos grotescos.



(1) El smiley del “Yes, we can! ;D” tiene un significado oculto, ideado por  los creadores de la Secretaría de Imagen  Institucional -conocida como Dpto. de Gran Gobierno hasta 1984, cuando cambió de nombre y de siglas, y pasó a llamarse Dpto. de Estética Posmoderna Aplicada Sobre  la Estrutura Social, DEPASES hasta el 22 de diciembre del 2012, fecha en la que todo el mundo despertó y vieron que seguían allí. 

Cualquier campaña de proyección social y presencia en las redes de comunicación de uso comunitario -antes campaña de imagen- estaba pensada para los niños. 

  • La “D” del smiley simboliza la expresión “Do it”, parafraseando el lema “Just do it” de esa marca deportiva que explota a niños y mayores en el lejano oriente y, además, patrocina a las mejores estrellas del deporte de élite. 
  • El “punto y coma” del smiley, como ya sabemos, junto con la “D”, conforma un guiño,  diciendo algo así como "¿sabes, colega?" o "¿me entiendes?" con una sonrisa cómplice. 
  • Alguien que usa smileys para comunicarse no puede ser mal tipo, !usa los iconos tú también! 
-Al Farça también lo patrocinan los de la “D” del smiley, los del “Just do it". Gracias a la pasta que amasan éstos, debida en gran parte a las condiciones laborales en las que trabajan sus empleados de fábrica, menores a porrillo, el deporte de élite vive en las mejores condiciones... Eso sí, els que són "més que un club" hacen publicidad gratuita a Unicef y arreglan así todo conflicto de conciencia.  Me cago en su puta madre que els va parir. Así de claro ;P


La realidá es mú hodía, que tós somo mú grotehco, diría mi abuelo Antonio con una sonrisa despierta y bondadosa.


1. En cuanto al origen del slogan "Just do it", aquí va un indicio...
2. En cuanto a la relación entre los acentos y el terrorismo poético, aquí va un vídeo

3. Y colorín colorado de rojo y negro hemos acabado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ahora juega tú...