26. HOY DAN AMERIZA COMO PUEDAS

Tiempo para ser, estar y conocer
para dibujar huellas dactilares
tatuarse códigos de barras
ladrar ladrar y no morder
asumir el papel capaz de decir
todos somos víctimas colaterales
y encender la televisión
para ver ameriza como puedas
antes de irse a dormir.


                                               "Aulas" para residentes en Guantánamo

“Tiran al suelo a un hombre, y tres o cuatro hombres se sientan o se ponen de pie, encima de sus brazos y piernas y lo sujetan; y le meten bruscamente el cañón de una pistola, fusil o carabina, o un simple palo, y le tiran para atrás la mandíbula y, si es posible, le ponen un tronco de madera o una piedra debajo de la cabeza o nuca, para poder sujetarlo con firmeza. En el caso de los muy viejos, he visto caérseles los dientes; es decir, cuando lo hacen de manera muy dura.

Simplemente lo sujetan, y de una jarra le vierten agua sobre la cara, boca, nariz y garganta; y eso sigue hasta que el hombre confiese, delate o se desmaye. Cuando se desmaya, simplemente lo voltean a un lado, lo que le permite recobrar el conocimiento. 

Un hombre sufre tremendamente, de eso no hay duda. El sufrimiento debe de ser el de un hombre que se ahoga, pero no puede ahogarse y morir en paz…”

Esta cita está basada en la del teniente estadounidense Grover Flint, al comienzo del siglo XX. Describe la “cura de agua” o “submarino”, una técnica de tortura usada por soldados yanquis en la Guerra Filipino-Estadounidense que empezó en 1898, y que ahora, 111 años después, es una técnica utilizada por militares estadounidenses en Afganistán, Irak, Guantánamo (las dos fotos de esta entrada al blog son de allí)...

Cualquier parecido con la realidad de cualquier Centro de Internamiento de Extranjeros en España no es pura coincidencia.


¡¡Y lo bien que se lo pasan a la hora del patio en Guantánamo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ahora juega tú...